Estás en > El huevo de chocolate > Adivina, Adivinanza > Adivinanzas sobre los cuatro elementos naturales: aire, tierra, fuego y agua

ADIVINANZAS SOBRE LOS CUATRO ELEMENTOS NATURALES: AGUA, FUEGO, TIERRA Y AIRE

Las soluciones están escritas con tinta invisible al pie de cada adivinanza. Para poder verlas tienes que pasar el ratón con el botón izquierdo apretado. Pero antes de leer la respuesta... ¡piensa un poco!



En la ventana soy dama,
en el balcón soy señora,
en la mesa cortesana
y en el campo labradora.
¿Quién será la que pasa
entre mis ojos,
si no soy más que un puente
y no la cojo?
Adivina quién soy:
cuanto más lavo,
más sucia voy.

Está en el grifo,
está en el mar,
cae del cielo
y al cielo va.
De la tierra voy al cielo
y del cielo he de volver;
soy el alma de los campos
que los hace florecer.
Si me tiran por el suelo
ya no hay quien me recoja,
y el que quiera sostenerme
es seguro que se moja.

Dos cosas que estando juntas
pelean hasta morir,
pero de ambas precisamos
si es que queremos vivir.
Ni lo puedes ver
ni vives sin él.
Soy tan grande como el mundo
y con todo no me ves,
me tienen por vagabundo,
te envuelvo ancho y profundo
de la cabeza a los pies.

Soy chica roja y liviana
en invierno doy la vida
y los muy aprovechados
a mí arriman la sardina.
Tamaño como una avellana,
y pesa más que una campana.
Soy muy chica y muy ligera
y a pesar de ésto, es muy cierto
que no puede ningún vivo
tenerme un ratito en peso.

Más de cien damas hermosas
vi en un instante nacer
encendidas como rosas,
y en seguida fenecer.
Cuatro hermanos creó Dios,
en nada los hizo iguales,
son enemigos mortales,
los dos de los otros dos.
El uno mantiene al mundo,
el otro bautizó a Cristo,
el otro está en el infierno
y el otro no lo hemos visto.

Carece de boca y come,
no tiene piernas y huye;
allí donde aparece
todo lo quema y destruye.
Tamaño como una nuez,
y nadie puede con él.


Alto, alto como un pino,
pesa menos que un comino.
Antes que nazca la madre
anda el hijo por la calle.
Antes que la madre nazca
ya anda el hijo por la casa.

En el aire me crié
sin generación de padre
y soy de tal condición,
que muero y nace mi madre.
Soy una bola grandota,
que gira constantemente,
y que desea saber,
dónde meter tanta gente.
Si ya sabes quien soy yo
eres muy inteligente.
Girando toda su vida,
toda su vida girando
y no aprendió a ser más rápida
da una vuelta y tarda un día,
da otra vuelta y tarda un año.

Como una peonza
da vueltas al sol,
gira que gira,
sin tener motor.
Es una enorme naranja
pero de zumo salado,
los gajos se le suponen
entre un par de meridianos.
© El huevo de chocolate

Más adivinanzas
El huevo de chocolate