Estás en > El huevo de chocolate > Cuentos para niños > Cuentos tontos para niños listos

CUENTOS TONTOS PARA NIÑOS LISTOS

Ángela Figuera Aymerich

Cuento tonto (no tan tonto) de la gallina papamoscas y el gallo Marimandón
Cuento tonto de la brujita que no pudo sacar el carnet
Cuento tonto de la jirafita que no tenía bufanda
La sirenita del culito verde
El pirata piratón


Ángela Figuera Aymerich

Poetisa española (Bilbao 1902, Madrid 1984). Estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Madrid (1932). En 1932 se casó con Julio Figuera. En 1935 dio a luz a un niño que muere al poco tiempo de nacer. En 1936 cuando comienza la guerra civil española su esposo se alista en las milicias republicanas y Ángela, embarazada nuevamente, permanece en Madrid, donde nace su hijo Juan Ramón. Fue Catedrática de Lengua y Literatura en los Institutos de Huelva, Alcoy y Murcia. Posteriormente trabajó en la Biblioteca Nacional de Madrid.
Junto con Blas de Otero y Gabriel Celaya, formó parte del importante Triunvirato Vasco de la poesía de post-guerra.

Se inició en la poesía dentro de una línea que puede considerarse heredera de Antonio Machado por su apego a lo cotidiano y paisajístico. En esta primera etapa su poesía tiene un claro enfoque por el mundo femenino, con una temática basada en su condición de mujer, como esposa y madre, aunque alejándose de tópicos e idealizaciones. Sus dos primeros libros se incluyen en esta etapa y son Mujer de barro (1948) y Soria pura (1949).

Posteriormente, la influencia de Gabriel Celaya llevó a Ángela Figuera a la poesía social, en la que se inscribirá el resto de su obra: Las cosas como son (1950), Vencida por el ángel (1951), El grito inútil (1952), Los días duros (1953), Belleza cruel (1958) y Toco la tierra. Letanías (1962).

El nacimiento de sus nietos, Ana y Gabriel, le impulsó en los últimos años de su vida a escribir poesía infantil, género al que pertenecen sus dos últimos libros: Cuentos tontos para niños listos y Canciones para todo el año.

© Ángela Figuera Aymerich
© El huevo de chocolate


¡Quiero más cuentos!
El huevo de chocolate