POEMAS ESCRITOS POR NIÑOS

LA PROFESORA

Esther Pérez Jerez, 9 años

La vida es tan linda
como una guinda.
Elina es hermosa
como una rosa.
También graciosa
y divertida.
Te alegra
el día.

LAS AMIGAS

Esther Pérez Jerez, 9 años

Era una mariposa,
tan hermosa
como una rosa,
que conoció a una mariquita,
tan chiquitita
como una hormiguita.
Se hicieron amiguitas
y crecieron como hermanitas.

CORAZÓN, CORAZONCITO

Sara del Fueyo, León, España

Corazón, corazoncito,
yo te amo y no dimito,
pero tú, de mi corazón eres el amo.

No, mi princesita
no me sueltes esa lagrimita
que tu dulce naricita
se mojaría enterita.


MIRANDO A DIOS

Patricia Suárez Medina, 9 años

Era una mariposa,
que era muy hermosa
y era tan linda
como una guinda.

Era pequeña,
como una hoja
y tan graciosa
como una osa.

Un día se encontró
una gran flor
y le preguntó:
¿Eres el buen Dios?

Sí, contestó
el alma se le abrió
cuídame
porque soy el gran Dios.

EL AMOR DEL SEÑOR ALEJANDRO CON LA SEÑORA MARGARITA

Patricia Suárez Medina, 9 años

Qué alegría la de los padres
cuando nació la princesita.
Nació en una cuna
y la llamaron Margarita.

Un día, la niña,
salió de su casa,
se encontró con un caballero
que le dio una caja.

El caballero
se llamaba Alejandro,
era apuesto y valiente,
montado en un caballo.

Se fueron los dos juntitos,
a vivir felices,
y a mí no me dieron
porque yo no quise.

GUARDIANES DEL MUNDO

Alumnos de 5º grado A.
Escuela Normal Superior “Maestros Argentinos”
Corral de Bustos-Ifflinger. Provincia de Córdoba (Argentina)
Área: Ciencias Naturales.
Profesora: María del Carmen Siro

Si queremos cuidar el mundo
es necesario no contaminar
el suelo, el agua, el aire
y todo lo demás.

Si queremos cuidar el mundo
es necesario reciclar,
separar la basura es fundamental.

Si queremos cuidar el mundo
es necesario encontrar
soluciones apropiadas
para los árboles no talar.

No se olviden y no dejen de reflexionar
que si cuidamos el mundo
nuestras vidas se pueden salvar.


EL SONIDO DE LA LLUVIA

María Ortega Amusco, España

El sonido de la lluvia,
el sonido que mas nanas me ha cantado
y en el que en mi cuna,
me había acunado.
Ese sonido con el que yo dormía
en las noches más tormentosas,
ese sonido que me hacía sentirme bien
durante horas y horas.
Mil historias, me hacía llegar,
pero eran más que eso,
eran mis historias,
un secreto entre la lluvia y yo.
Son las historias
que le pedía que me contase,
son las historias
que escucharlas me complace.
Noches de tormenta,
rayos y truenos,
no me asustaba,
porque sabía que la lluvia velaba por mí
y me protegía.
Sabía que nada malo podía pasarme,
y yo me dormía con los brazos estirados,
piernas encogidas,
y un suspiro que podía,
incluso dormir a las arpías.
Y esta es la historia,
que la lluvia me contaba,
en una noche,
de tormenta enjaulada.

LA NIÑA ACEITUNERA

María Ortega Amusco, España

La noche llegó,
todo había oscurecido;
pero la pequeña niña
seguía en su oficio.

Un apuesto caballero,
sobre un corcel blanco,
con una capa oscura,
quería decirle algo:

«Si te vienes conmigo,
a Huelva te llevaré;
pero si no lo haces
no se lo que haré».

La niña no lo escuchó,
siguió recogiendo aceitunas
hasta que otro llegó.

«Hola, niña guapa,
¿te quieres venir conmigo?
a Cádiz te llevaría
para que no tengas frío.
Al sur del sur,
hay una pequeña ciudad,
La Línea de la Concepción,
mi ciudad natal».

A la pequeña niña,
no lo pudo evitar,
se le sonrojaron las mejillas
y no dudó en aceptar.

Dijo que sí,
y cogidos de la mano
fueron a La Línea
montados en un caballo.

POESÍA PARA LA TIERRA

Alumnos de 3º Grado “B” Colegio Enrique de Ossó – Fe y Alegría (Caracas, Venezuela)
Docente: Mercedes Núñez Galarraga
La Tierra es nuestra casa,
La Tierra es nuestro hogar,
nuestro planeta es el tercero
en el Sistema Solar.

La Tierra tiene movimientos
rotación y traslación,
el primero sobre sí misma,
el segundo alrededor del Sol.

Tiene encantos como La Luna,
tiene cinco continentes,
cinco océanos y dos polos,
y vivimos un montón de gente.

La capa de ozono,
el calentamiento global,
los gases invernaderos
a La Tierra van a calentar.

La Tierra es una esfera,
parece un balón,
y hay que cuidarla
con el corazón.

No malgastes el agua,
árboles hay que plantar,
no usar aerosoles,
reducir, rehusar y reciclar.

Pensemos en el futuro
hay que reflexionar,
actuar con conciencia
si La Tierra queremos mejorar.


LAS CAMPANAS SUENAN

Encarna Martínez Godoy, 10 años

Las campanas suenan ,
unas veces a medianoche,
y otras al alba
pero siempre te tocan su
ruidoso tintineo.

© El huevo de chocolate


El huevo de chocolate