Estás en > El huevo de chocolate > Poesía para niños > Alicia Herreros para niños

POESÍAS DE ALICIA HERREROS

MIS POMPAS DE JABÓN

Mis pompas de jabón
salen de mi habitación,
corren por el pasillo
se quedan en el descansillo.
Mis pompas de jabón
flotan alrededor
pasan al salón
se toman té y
pastas con café;
mis pompas de jabón
se meten en la bañera
detrás de la niñera
se dan una ducha
con agua fría y mucha,
mis pompas de jabón, pon, pon.


EL ABUELO Y LA ABUELA

El abuelo usa bigote
y tiene un gran cogote.
La abuela saca de la cazuela
un pollo y un salmón
con cuchara y tenedor.
Abuelito ¡cuéntame un cuento!
Abuelita ¡mira la cometa al viento!
sube hasta el cielo
¡abrígame que me hielo!
De la armónica de mi abuelo
sale una linda canción.
Mi abuela sacude el colchón,
saca vino con sifón.
Los dos de la mano me llevan.
Sonrientes de verme, se quedan.
Yo les digo con amor,
te quiero abuelo, te quiero abuela.

RODRIGO QUIERE SER BOMBERO

Yo de mayor quiero ser bombero,
apagar fuegos, llevar sombrero
y con mi camión colorado
tocar la campana de uno a otro lado;
bajar por la barandilla,
subir por la escalera
y llevar debajo del brazo la manguera.
Yo de mayor quiero ser bombero
apagar fuegos y llevar sombrero;
usar guantes rojos y botas altas
contra las llamas ¡hasta con mantas!
No me asustan las alturas,
soy muy valiente,
me gusta salvar a la gente y
decir sonriente y con esmero
que yo de mayor quiero ser bombero.


ODA A LA VACA

Una vaca no es cualquier cosa,
da leche que no lana.
Marrones, blancas y negras
las vacas mugen todas ellas.
Los cencerros suenan en los prados,
las vacas tiran de los arados.
Con sus ojitos me miran las vacas,
las hay sagradas y flacas.
Me gustan las vacas 
con sus rabos largos y sus grandes cacas.



LLEGÓ MI HERMANO

Creo en angelitos
que duermen en las nubes
y me envían besitos
todos los lunes.
Un día me dijeron que sólo yo nunca estaría
pues un hermanito mi madre tendría,
para jugar conmigo y contarnos cuentos
salir de paseo y estar muy contentos.
Por fin le vi,
solo le asomaba la nariz,
sus grandes ojos y sus manitas,
sus pucheros y sonrisitas.
¡Gracias angelitos
que estáis en los cielos
por enviarme desde allá arriba
a mi hermano, un lucero!


MI PATITO JUANITO

Tengo un patito en mi bañera,
es de goma no de madera.
Mientras me baño, mi patito está flotando
y viene hacia mí nadando.
¡Cuá, cuá! te escucho.
¡Cuá, cuá! te quiero mucho.
Mi patito quiere ser pirata
y tener de palo la pata.
Cuando llega la noche
y salen las estrellas
mi patito y yo miramos
a las más bellas.
Un besito con un quesito
le doy a mi patito.
Buenas noches, patito querido.
Buenas noches, duerme tranquilo.

LA RANA CLAUDIA

(A mi sobrino Enrique de 5 años)

Croc! croc! Adivínalo, soy verde y saltarina,
me gustan las charcas de agua fría.
Canto a la lluvia, al arco iris, a las estrellas ¡qué bellas!
Croc! croc! Me gustan los cuentos
de hadas, de magos, de molinillos al viento.
Salto, salto hasta tu ventana
y miro tu dulce sueño e intento
ser la magia por un momento.
Me invento historias de piratas y princesas
de manzanas doradas y bosques de fresas.
Mis ojitos saltones ven tu sonrisa,
croc! croc! ¡ay! que me da la risa!
Volveré de nuevo mañana
y llenaré tus sueños de fantasías
de sapitos coquetos y alegres arañas,
de flores de colores y dulces olores.
Croc! croc!, tengo la boca grande 
y soy un poco holgazana,
me llamo Claudia y soy... una rana.

© El huevo de chocolate


El huevo de chocolate