Estás en > El huevo de chocolate > Retahílas para niños > Retahílas que acompañan a los juegos

RETAHÍLAS PARA NIÑOS

RETAHÍLAS QUE ACOMPAÑAN A LOS JUEGOS



ESCONDITE

Periquito Periquito
se parece a su papá,
por arriba, por abajo,
por delante y por detrás.
Que se escondan,
que se escondan,
que se escondan todos ya,
el que no quiera esconderse
que no vuelva nunca más.

Enviada por Daniela Gómez Suárez, Bogotá, Colombia

Madre e hija
van a misa,
madre e hija
han de volver.
Mientras ellas
van y vuelven
cuento yo
las dieciséis.

Pin, pin, saramacatín,
vino la pollita
con su sabanita,
sábana redonda
que te pille, que te esconda,
que te vayas a esconder,
detrás de la puerta de San Miguel.


Ronda, ronda,
el que no se haya escondido,
que se esconda,
y si no,
que responda.

Por todos mis compañeros
y por mí primero.

Pongo la mano
por mi compañero
y por mí primero.


PIZPIRIGAÑA

Pizpirigaña,
vino la araña
por su sabanita
para la arañita;
vino la paloma
de su palomar,
vino por sal,
sal menuda
para la cuba.
Cuba de barro,
tapa caballo;
caballo morisco,
tapa al Obispo,
Obispo de Roma
tapa esa corona
que no se la coma
la cuca rabona.

PARA SILBAR

Sal, sal,
pito, sal
de la torre
de nogal.
Suda, suda,
pata mula,
tú sudar,
yo chiflar.
Suda, suda,
pata mula,
tú chiflar,
yo sudar.

PÍDOLA

A la una andaba la mula.
A las dos, la coz.
A las tres brinquitos de San Andrés.
A las cuatro, brinco y salto.
A las cinco, salto y brinco.
A las seis, cabeza de buey.
A las siete, salto y planto mi gran caperucete.
A las ocho, lo recojo.
A las nueve, empina la bota y bebe.
A las diez, borriquito, borriquito es.
A las once, llama el conde con campanillas de bronce.
A las doce, le responden: ¿qué quiere usted, señor conde: azote, lique o culá?
A las trece, amanece.
A las catorce, anochece.
A las quince, salto con mis dos dedos meñiques.


PARA BRINCAR Y SALTAR

Brinco, brinco,
San Francisco.
Si me hago mal,
que me cure
San Pascual.

Santa Magdalena
que no me rompa una pierna.
Santo Tomás
que el pajarito eche a volar.


LA GALLINITA CIEGA

Gallinita ciega,
¿qué se te ha perdido?
Una aguja y un dedal.
Date tres vueltas
y lo encontrarás.

PARA QUE TE PERSIGAN

Aquí te espero
comiendo un huevo,
patatas fritas
y un caramelo.

PRENDAS

Antón, Antón,
Antón pirulero,
cada cual, cada cual,
que atienda su juego
y el que no lo atienda
pagará una prenda.


PARA ROMPER LA PIÑATA

- No quiero oro, ni quiero plata;
yo lo que quiero es romper la piñata.
- Dale, dale, dale; no pierdas el tino,
porque si lo pierdes, pierdes el camino.

PARA SER EL JEFE EN UN JUEGO

Una araña en su casita,
con su hijo teje y teje,
soy más listo que toditos,
y desde ahora soy el Jefe.

COLUMPIOS

Las campanas de Montalván
unas vienen y otras van.
Las que no tienen badajo
van abajo, abajo, abajo.


JUEGO DE LA CHINA

Sexta, ballesta,
Martín de la Cuesta
tenía un buey,
que sabía arar,
que sí, que no,
que en ésta está.

Maleta, maleta, maleta,
mamá me dijo
que estabas en... ésta.

China, china,
capuchina,
en esta mano
está la china.


TULA O PILLA-PILLA

Tú la das,
Tú la llevas,
dásela a quién
tú más quieras.

© El huevo de chocolate

¡Cuántas retahílas!
El huevo de chocolate