Estás en > El huevo de chocolate > Romances para niños > Los Montes de la Oliva

ROMANCES PARA NIÑOS



LOS MONTES DE LA OLIVA

(Anónimo)

En los Montes de la Oliva
que reina la morería,
hay una mora lavando,
tendida en las alerías.

Ha pasado un caballero
bien oiréis lo que decía:
- Apártate mora guapa,
apártate mora linda,
que va a beber mi caballo
agua clara y cristalina.

- No soy mora caballero,
que soy cristiana cautiva.
Me cautivaron los moros
el día de Pascua Florida.

- ¿Te quieres venir conmigo
a los Montes de la Oliva?

- ¿Y esta ropa que yo lavo
donde yo la dejaría?

- La de lino y la de Holanda,
en mi caballo irían,
y la que no te sirviera,
al río la tirarías.

- ¿Y mi honra caballero,
dónde yo la dejaría?

- Juro en la cruz de mi espada
que jamás la tocaría,
que yo tu honra no mancho
hasta que fueras mía.

Llegaban ya a los Montes
a los Montes de la Oliva.
La mora empieza a llorar,
la mora llora y suspira.

- ¿Por qué lloras mora guapa,
por qué lloras mora linda?

- Lloro porque en estos montes
mi padre a cazar venía,
con mi hermano don Alejo
y yo en su compañía.

- ¡Qué oigo Virgen sagrada!
¡Qué oigo Virgen María!
Creyendo traer mujer
y traigo a una hermana mía.

- Madre, ábreme las puertas,
ventanas y celosías
que te traigo a la prenda
por quien lloras noche y día.

- ¿Dónde has estado hija mía,
dónde has estado perdida?

- Madre no he estado perdida
que he estado en la morería,
me cautivaron los moros
el día de Pascua Florida.

(Romance enviado por María de la Soledad Ponce Delgado de Valverde de Mérida (Badajoz, Extremadura, España) que refiere que se ha transmitido por tradición oral en el seno de su familia y que el romance es cantado, no recitado).

© El huevo de chocolate

El huevo de chocolate