Estás en > El huevo de chocolate > Trabalenguas para niños

TRABALENGUAS PARA NIÑOS

Una manzana y un coco,
discutían en el Zoco,
cómo colocar un foco,
si hacia arriba o hacia abajo.
- ¡Lo coloco para arriba!
- ¡Lo coloco para abajo!
La manzana se enfadó
y loco al coco llamó.
El coco que estaba loco
apartando a la manzana
lo colocó para abajo.





El cielo está entarabincuntinpintado,
¿quién lo desentarabincuntinpintará?
El desentarabincuntinpintador
que lo desentarabincuntinpinte
buen desentarabincuntinpintador será.
(Enviado por Soriano Somohano)
¿Qué hablas? Palabras.
¿Qué dices? Perdices.
¿Qué comes? Melones.
Si hablas, si comes, si dices,
tus palabras se harán melones
y tus melones perdices.

El orujo de Lugo es un lujo.
Yo lo coloco y ella lo quita.

Goza con gula la mula
de tanto tragar tragona,
traga trigo, tripas, tropas,
trufas, trapos, postres, sopas.
Gema gime gimotosa
porque perdió su gema de joya,
que cayó dentro de la olla
y se convirtió en cebolla.

¡Abracadabra! canta la cabra macabra!
Don Facundo y Don Segismundo
viven juntos en este mundo,
con Don Segundo y Don Raimundo.

Muchos chicos cuentan cuentos,
cientos de cuentos se cuentan,
y cuando suman las cuentas
están al final contentos
de contarse tantos cuentos.
Hacia Asia, muy derecha,
una flecha fue lanzada
y así la flecha derecha,
a Asia llegó cansada.
(Trabalenguas original de Francisco Briz)

Dije que te dijeran que me lo dijo,
aunque nadie me dijo que te lo dijera,
pero yo quería que te dijesen lo que te dije
por si no te decían lo que dije que te dijeran.
Garrapatea garabatos
por pintar cuarenta gatos,
dos lebreles, tres pasteles,
un bracero y cuatro trapos.

Hila que te hila el hilo la hilandera,
hilando los hilos los hila en hilera.
Tengo una gallina,
pitrinca, pitranca,
piti, bili, blanca.
Si la gallina,
pitrinca, pitranca,
piti, bili, blanca,
se muriera,
¿qué harían los pollitos,
pitrincos, pitrancos,
piti, bili, blancos?
Una vieja muy revieja,
más vieja que la morería
cuando alguien le decía vieja
soler siempre respondía:
«Soy vieja y muy revieja,
y más vieja cada día,
pero has de saber que esta vieja
sabe, más y más, cada día».

Junto al junco del juncal
se juntaron los jumentos,
José Juan los fue a buscar,
junto al junco del juncal
profiriendo juramentos.
Milagros, la rubia,
espera mil largos
talegos de alubias.
Mil largos milagros
espera Milagros.

Maderero del madero
saca cien sacos de paja,
paja pija, bien pulida,
Para Paca que es muy maja.
Porque puedo, puedes,
porque puedes, puedo.
Pero si no puedes
yo tampoco puedo.

¿Quieres un vaso de vino
que en el borde tenga babas,
mocos, pelos, unas larvas
y grasilla de tocino?
¿Quieres aún ese vino?
© El huevo de chocolate


El huevo de chocolate