Estás en > El huevo de chocolate > Trabalenguas para niños

TRABALENGUAS PARA NIÑOS

La perdiz dijo al conejo:
«¿dónde vas, pobre viejo?».
«¿Dónde vas perdiz?»,
dijo el conejo.
(Enviado por Salvador Aparicio Montoya)


El aristócrata se fracturó el cráneo y el sacro.
Mi tío Crispín tiene un potriquín que estira el rabo y encoge la crin.
(Enviado por Katerina de Moscú, Rusia)
El tío Timoteo se detiene
ante la tienda
que tiene el tío Tiacano
para comprar tinta
que tiñe el cristal.
(Enviado por Katerina de Moscú, Rusia)
Pedro Pascual Pérez Pita
pinta paisaje
por poco precio
para personas poco pudientes
para París.
(Enviado por Katerina de Moscú, Rusia)
Susana suele salir de paseo
con su sobrina Sisebuta.
(Enviado por Katerina de Moscú, Rusia)
Al otro lado del río mi tío tiene un quijonal;
yo brinco y tiro quijones del quijonal de mi tío.
(Enviado por Katerina de Moscú, Rusia)
Corría Tristán tras tres tristes tigres.
(Enviado por Katerina de Moscú, Rusia)
Metodio medita medios metódicos.
(Enviado por Katerina de Moscú, Rusia)
Un chivo tuerto
yo vi en el huerto
comerse el cuero
de un puerco muerto.
(Enviado por Katerina de Moscú, Rusia)
El perro estaba arrimado a la rueda del carro.
(Enviado por Katerina de Moscú, Rusia)
Tres tristes tigres tragaron tres tazas de trigo.
(Enviado por Katerina de Moscú, Rusia)
El que sabe no es el que todo lo sabe
sino el que sabe dónde está lo que no sabe.
(Enviado por Katerina de Moscú, Rusia)
Si piensas que en ti pienso has pensado mal:
ni pienso, ni he pensado, ni pienso en pensar.
(Enviado por Katerina de Moscú, Rusia)
Mirando, mirando, se corre por el campo,
corriendo por el campo
se vive corriendo y mirando.
(Enviado por Katerina de Moscú, Rusia)
Compró Paco pocas copas
y como pocas copas compró,
pocas copas Paco pagó.
(Enviado por Katerina de Moscú, Rusia)
Si tú dices como yo la lengua se te hace nudo:
tres peludos pollos bolos, tres bolos pollos peludos.
(Enviado por Katerina de Moscú, Rusia)
Mojo jamón y lo jamo;
jamo jamón y lo mojo.
(Enviado por Katerina de Moscú, Rusia)
Por ese camino «p'abajo»
iba un hombre con colchones y cajones;
si atendía los colchones se le caían los cajones
y si atendía los cajones se le caían los colchones.
(Enviado por Katerina de Moscú, Rusia)
© El huevo de chocolate


| Más trabalenguas | Volver a la página principal |