Estás en > El huevo de chocolate > Trabalenguas para niños

TRABALENGUAS PARA NIÑOS

Guerra tenia una parra y Parra tenia una perra,
pero la perra de Parra rompió la parra de Guerra
y Guerra pegó con la porra a la perra de Parra.
¡Oiga usted!, señor Guerra,
¿por qué ha pegado con la porra a la perra de Parra?
Porque si la perra de Parra no hubiera roto la parra de Guerra,
Guerra no habría pegado con la porra a la perra de Parra.
(Enviado por Jennyfer Acuña Flores)


Pedro, el perfumero, vende perfumes en la perfumería.
El hipopótamo Hipo tiene hipo.
¿Quién le quitará el hipo al hipopótamo Hipo?
Si Susana sazonara su salsa sin sal sabría sosa.
(Trabalenguas original de Francisco Briz)

Me han dicho que te han dicho
un dicho que yo he dicho
mas ese dicho que te han dicho
que yo he dicho, no lo he dicho yo
pues si yo lo hubiera dicho
estaría bien dicho por haberlo dicho yo.
(Enviado por Alberto Lladó Sols)
El perrito de Rita me irrita.
Si el perrito de Rita te irrita
dile a Rita que cambie
el perrito por una perrita.

¡Vaya valla que saltó el caballo bayo!
El aya hallaba bayas debajo del haya.

¡Qué col colosal colocó en aquel local el loco aquel!
(Enviado por María Hernández Blázquez)
El arzobispo de Constantinopla
se quiere desarzobispodesconstantinopolitanizar.
El desarzobispodesconstantinopolitanizador
que lo desarzobispodesconstantinopolitanice
buen desarzobispodesconstantinopolitanizador será.
(Enviado por Alfredo de Murcia, España)
El manguay de la vera colimancha
virinmanguay, katafú maká,
colabichichí, colabichichí,
gori gori, chim pum ka.
(Enviado por Karen Huonder Cebolla y sus hijos Ale y Santi de Málaga, España)

De Guadalajara vengo,
jara traigo, jara vendo,
a medio doy cada jara.
¡Qué jara tan cara
traigo de Guadalajara!
Compro poco coco
porque como como poco coco
poco coco compro.
(Enviado por Martín de la Torre)

La lluvia en Sevilla es una maravilla.

Mecha mata muchos bichos
machacándolos con el hacha.
(Enviado por Manoleta)
¡Vaya, vaya
bocadillo de caballa!
© El huevo de chocolate


El huevo de chocolate