Estás en > El huevo de chocolate > Trabalenguas para niños

TRABALENGUAS PARA NIÑOS

Cuando Petra a la potranca
le pegó con una tranca,
la potranca encabritó.
Dando trotes la potranca
trotó lejos de la tranca
y cerca de la barranca
a Petra una coz le dio.


Los cojines de la reina, los cajones del sultán.
¡Qué cojines! ¡qué cajones!, ¿en qué cajonera van?
Si Sansón no sazona su salsa con sal le sale sosa.

Tres tristes tigres transitaban entre el trigo del trigal.
Nadie silba como Silvia silba,
porque el que silba como Silvia
sabría silbar como Silvia silba.
Copa de copín, de copín copa,
el que no diga: copa de copín,
no bebe ni gota.

Había una vieja, virueja, virueja, de pico, picotueja, de pomporerá,
que tenia tres hijos, virijos, virijos, de pico, picotijos, de pomporerá.
Uno iba a la escuela, viruela, viruela, de pico, picotuela, de pomporerá.
Otro iba al estudio, virudio, virudio, de pico, picotudio, de pomporerá.
Otro iba al colegio, viregio, viregio, de pico, picotegio, de pomporerá.
Y así termina este cuento, viruento, viruento, de pico, picotuento, de pomporerá.
(Enviado por Rosa)

¿Qué hablas Blas, blasfemas?
(Trabalenguas original de Francisco Briz)

El cielo está engarabintintangulado,
¿quien lo desengarabintintangulará?
el desengarabintintangulador
que lo desengarabintintangule
buen desengarabintintangulador será.
(Enviado por Nerea)
Si tu gusto gustara del gusto que gusta mi gusto
los dos gustaríamos de los mismos gustos
pero como tu gusto no gusta del gusto que gusta mi gusto
los dos no gustamos de los mismos gustos.
(Enviado por Elena)

Tres tristes tigres estudiaban trigonometría en un trigal.
¿Qué estudiaban los tres tristes tigres?
(Enviado por mrvj72)

Era una gallina ética, pelética, peleticuda, mochicalva y orejuda
que tenia unos pollitos éticos, peléticos, peleticudos, mochicalvos y orejudos.
Si la gallina no fuese ética, pelética, peleticuda, mochicalva y orejuda
no tendría unos pollitos éticos, peléticos, peleticudos, mochicalvos y orejudos.
(Enviado por Estefanía Delgado)

- Compadre, ¡cómpreme un coco!
- Compadre, coco no compro, que el que poco coco come, poco coco compra y como poco coco como, poco coco compro.
(Enviado por Piera Costanzi)

El castillo está encantado
¿quién lo desencantara?
El desencantador que lo desencante
buen desencantador será.
(Enviado por Sara Ramirez)
Cucaracha, encucharada,
encucharada, cucaracha.
(Enviado por Fernando Rivas de México)

La señora Ching

Por los mares de la China,
de la China de Pekín,
una china chincha mucho
con un junco chiquitín.
Al que pilla le machaca
y le chafa el peluquín
y le pincha con chinchetas
y le roba su botín,
o le plancha los chichones
mientras choca so chinchín.
(Enviado por Miguel)

El río rebelde

Irreverente ante el reverendo
reverberaba por la ribera
un río rebelde.
Y el reverendo le dijo:
- ¡Detente!
Pero el río, además de rebelde,
era sordo
y continuó irreverente
reverberando por la ribera
ante el reverendo impaciente.

El corsario

Hubo un corsario rudo, tozudo, caretiorejudo, pancibarrigudo, frenticabezudo, barbipelanbrudo
que hacía tempestades soplando un embudo.
Y tenía un amigo mudo, huesudo, cuellicogotudo, ojituertiagudo, pernetipeludo, luerguipatilludo
que hundía los barcos con sus estornudos.
(Enviado por Miguel)
© El huevo de chocolate


El huevo de chocolate