Estás en > El huevo de chocolate > Teatro para niños > Piratas y el tesoro de la sirenita > Escena 3

TEATRO PARA NIÑOS

Piratas y el tesoro de la sirenita

Daniel Salomone

Escena 1    Escena 2     Escena 3     Escena 4

Escena 4

En la Cueva. Luz tenue.

MEDIAS LARGAS: Está muy oscuro. Necesitaremos unas antorchas.
ALBÓNDIGA: No te asustes Puchi, yo estoy aquí contigo. (Albóndiga se observa las manos y comienza a atacarse con ellas) Hay unas manos que me atacan Capitán. ¡Auxilio!
MEDIAS LARGAS. Tranquilo, Albóndiga. Yo te defenderé.(Comienza a pelear entre ellos con las espadas).
ALBÓNDIGA: Me ataca, Capitán. El villano tiene una espada.
MEDIAS LARGAS: No te preocupes. Yo estoy combatiendo con él.
SIRENA: Aquí hay unas antorchas. Con un poco de polvo de sirena las encenderemos. (Agrega un polvo brillante y se encienden las antorchas).
MEDIAS LARGAS: ¿Cuántos eran Albóndiga?
ALBÓNDIGA: Eran como… (Cuenta) Uno.
MEDIAS LARGAS: Me parece que eran más, como chiquicientos, pero los vencimos nosotros solos.
ALBÓNDIGA: Igualmente a mi no me gusta pelear. Solo…
MEDIAS LARGAS: Ya lo sé. Solo pelean los tontos y los adultos por pavadas.
ALBÓNDIGA: Diga lo que diga usted si que tiene algo especial. Dice todo lo que voy a decir antes que lo diga sin que yo se lo diga. Mejor no le digo lo que diré porque usted lo dirá por mí antes de que lo diga.
MEDIAS LARGAS: ¿Albóndiga?
ALBÓNDIGA: Diga.
MEDIAS LARGAS: Corre por tu vida. (Se enfurece y lo persigue pero en ese instante se percata de un cofre) Miren el cofre del tesoro. Es nuestro. ¡Somos ricos! Ábrelo Albóndiga.
ALBÓNDIGA: A la orden mi capitán. (Del cofre sale una luz y humo) ¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!
MEDIAS LARGAS: ¡Oro! ¡Oro!
ALBÓNDIGA: Acá no hay nada.
MEDIAS LARGAS: ¿Cómo que no hay nada?
ALBÓNDIGA: Si, desborda la nada. Se cae la nada por todos lados.
MEDIAS LARGAS: Tanto sacrificio por nada.
VOZ EN OFF: ¿Quién se atreve a entrar a mi cueva? Soy el oráculo del Dios Olorapata. Si quieres obtener el tesoro a cambio deben darme algún objeto querido por alguno de ustedes. Algo que quieran con el corazón. Al colocar el objeto en el cofre se abrirá la puerta hacia el gran tesoro. Si realmente quieren lo que dejan en el cofre les daré toda la riqueza del tesoro del Pirata Frank Furter. Pero eso sí. Tienen solo una oportunidad. Así que piensen bien y escojan correctamente lo que me darán pues es una sola oportunidad. Una sola oportunidad. El tesoro más grande por un solo objeto. (Se va agravando la voz y en la última se afina) Una sola oportunidad. Una sola oportunidad. Una sola oportunidad.
ALBÓNDIGA: Parece la voz de una vaca chiflada.
VOZ EN OFF: ¿Qué has dicho?
ALBÓNDIGA: ¿Nada, no dije nada señor Olor de Patas?
SIRENA: Yo no tengo nada. Soy un polizón en el Cataclismo. (Bebe un sorbo de líquido mágico. Se percibe que queda muy poco en el recipiente).
ALBÓNDIGA: Ya sé. Les puede dar sus jueguitos de computadora Capitán. De última esos juegos no le hacen bien a nadie.
MEDIAS LARGAS: No, Albóndiga. Deberías volver al Cataclismo a buscarlos.
SIRENA: ¿Y que podemos darle a cambio del tesoro, entonces?
MEDIAS LARGAS: (Piensa) Tenemos que entregarle al bicharraco.
ALBÓNDIGA: ¡A Puchi, no! Usted lo prometió, Capitán. Me dio su palabra de Pirata.
MEDIAS LARGAS: (A Albóndiga desesperado) Seremos ricos. Muy ricos. Compraremos miles de Puchis.
SIRENA: No puedo soportar esto. Me voy.
MEDIAS LARGAS: ¿Adónde vas?
SIRENA: Eres una decepción. Ese parche no te deja ver las cosas con claridad. No te seguiré. Mentiroso. Vuelvo al mar. Ahí no existen seres despreciables, amantes del oro y las riquezas como tú. (Observando el recipiente con el líquido) Es la última gota del líquido de Poseidón. Me convertiré en un pez y no te veré nunca más.
ALBÓNDIGA: No te vayas, Señora Sirena Serena.
MEDIAS LARGAS: Déjala. Habrá más monedas para repartir entre nosotros.
ALBÓNDIGA: Por favor, Capitán. No deje que se vaya Serena. No me saque a Puchi.
MEDIAS LARGAS: Ricos. Seremos ricos. Albóndiga. Muy felices. Con toda esta riqueza buscaremos cientos y cientos de tesoros perdidos.
ALBÓNDIGA: (Decepcionado) ¿Más tesoros?
MEDIAS LARGAS: Si, cientos. Barcos nuevos. Más monedas de oro. Nadaremos en oro y joyas.
ALBÓNDIGA: Está bien, Capitán…Lo haré porque usted es mi amigo.
MEDIAS LARGAS: Bien, gracias. (Le saca el muñeco).
Medias Largas intenta sacarle a Puchi a Albóndiga pero este lo interrumpe en repetidas ocasiones diciendo:
ALBÓNDIGA: ¡Adiós, Puchi! Te voy a extrañar.
MEDIAS LARGAS: Bueno. ¿Me vas a dar al bicharraco o no?
ALBÓNDIGA: Si, Capitán. Lo importante es que usted sea feliz. ¡Adiós, Puchi! Te extrañaré. (Besa a Puchi y se lo entrega al Capitán) Después del Capitán fuiste mi mejor amigo.
MEDIAS LARGAS: Ahora el tesoro de Frank Furter será nuestro. (Albóndiga se tapa las orejas. Medias Largas levanta al mono en el aire y recapacita un instante. Lo baja sin colocarlo en el cofre).
ALBÓNDIGA: (Con los ojos cerrados de espalda al Capitán) Puchi, amigo. ¿Por qué te fuiste? Fuiste un gran loro, amigo. (Llora de nuevo) Recuerdo cuando te ponía una capita de superhéroe y volabas y volabas. Recuerdo cuando comíamos juntos panchos con ketchup y más ketchup. Recuerdo…
MEDIAS LARGAS: ¿Albóndiga?...Toma.
ALBÓNDIGA: ¡Puchi, Amigo!…Pero, Capitán. ¿Y el tesoro?
MEDIAS LARGAS: No hay moneda de oro que pague mi amistad contigo, Albóndiga. Fue un placer haber compartido esta aventura con el mejor contramaestre de las seis mareas.
ALBÓNDIGA: ¿Y quién es? ¿Dónde está ese ídolo?
MEDIAS LARGAS: Eres tú el contramaestre, Albóndiga.
ALBÓNDIGA: ¿Yo?… (Llora)
MEDIAS LARGAS: ¿Por qué lloras, Albóndiga?
ALBÓNDIGA: Me olvidé. (Llora)
MEDIAS LARGAS: ¿Y entonces por que lloras?
ALBÓNDIGA: Porque me olvidé. (Llora)
MEDIAS LARGAS: Está bien. No llores más. Estamos juntos y estoy muy feliz por eso.
ALBÓNDIGA: (Llora) Yo también estoy feliz.
MEDIAS LARGAS: ¿Y entonces por que lloras?
ALBÓNDIGA: Me olvidé.
MEDIAS LARGAS: Bueno. Es hora de volver al mar.
ALBÓNDIGA: ¿Al mar Capitán? ¡Que bueno! Usted sabe que en todas sus aventuras usted siempre puede contar conmigo.

CUENTA CONMIGO (Boom, Boom)

Cuenta conmigo,
cuando tengas ganas de jugar tú sabes soy tu amigo
Y si un día te sientes muy triste
yo voy a estar contigo, no importa lo que pase,
una ballenota, un pulpo grande vamos a derrotar.
Si estamos juntos, boom boom somos amigos;
boom boom si estás conmigo nadie nos va a derribar
(Grito: Y todo el mundo dice)

ESTRIBILLO

BOOM, BOOM, Empezamos a jugar
(De nuevo) BOOM, BOOM, Y un saltito para atrás
(Arriba) BOOM, BOOM, Voy girando para un lado
Y un aplauso con las manos, y empezamos a saltar
(Qué dice, dice, dice)
BOOM, BOOM, Soy pirata de la mar
(De nuevo) BOOM, BOOM, En mi barco a navegar
(Arriba) BOOM, BOOM, sin garfio y calavera
Sin la pata de madera. No me importan los tesoros
Si soy tu amigo de verdad
Si soy tu amigo de verdad
Si soy tu amigo de verdad

Cuando se disponen a salir se escucha el canto de la Sirena. Albóndiga se detiene a escuchar.

MEDIAS LARGAS: ¿Contramaestre? ¿Qué escucha?
ALBÓNDIGA: Según el diccionario: Cucha es la casita del perro, Capitán.
MEDIAS LARGAS: ¿Otra vez?… Déjalo ahí. Ahora volveremos al Cataclismo y buscaremos la felicidad. Tú y yo Albóndiga. Amigos. Seremos una gran familia. Gracias al tesoro más grande que nos dio la Isla Sirenita: Los valores.

Entra la Sirena luciendo el vestido antes mencionado. Parece una princesa.

SIRENA: ¿Aceptan a un integrante más en la familia?
ALBÓNDIGA: Señora Sirena Serena. ¿Te vas con nosotros? (A Medias Largas) ¿Puede ir, Capitán? ¿Verdad que puede? Diga que si.
MEDIAS LARGAS: Si ella quiere. (La mira romántico).
SIRENA: Claro que quiero. Ustedes serán mi familia. Tenía esperanza en los hombres. Tenía esperanza en ti. Aún estamos a tiempo de empezar una vida de amistad y paz.
ALBÓNDIGA: ¡El Capitán y la sirena! ¡El Capitán y la sirena!
MEDIAS LARGAS: Cállate, Albóndiga. Ve a izar la vela mayor. Partimos de inmediato.
SIRENA: ¿Así que me llevas contigo?
MEDIAS LARGAS: Por siempre.

Intentan besarse pero Albóndiga interrumpe.

ALBÓNDIGA: ¡El Capitán y la sirena! ¡El Capitán y la sirena!

(Medias Largas y Serena se separan)

SIRENA: Bueno. Voy a tomar el timón. Yo conduciré al Cataclismo.
MEDIAS LARGAS: No. Yo soy el Capitán. Yo comando mi barco.
SIRENA: Yo soy mejor pirata que tú.
MEDIAS LARGAS: Basta. Este es el fin y punto.
SIRENA: Nunca es el fin. Siempre se puede empezar de nuevo. Este es el principio.

LOS PIRATAS DE LA MAR

Si tú quieres navegar, ser pirata de la mar
Siempre ríe nunca llores, lo importantes es jugar
Toma sopa, se un campeón, de los amigos el mejor
Porque tu mayor tesoro siempre será tu corazón

ESTRIBILLO

Y diles no (no) No ensucies mi planeta por favor
Y diles no (no) No te pases todo el día frente al televisor
Vea jugar, a bailar que la fiesta va a empezar
Y vamos corriendo para un lado
Y vamos saltando para el otro
Moviendo se pone divertido
La fiesta recién va comenzar
Y vamos moviendo las caderas
Levanta las patas para arriba
Agachaditos bien de abajo
Levanta las manos hacia el sol
Ouo; Ouo;Ouo; Pirata soy yo
Si tú quieres navegar, los piratas de la mar
Siempre hacen los deberes, lo importante es estudiar
Dicen gracias y por favor. Nunca mienten, son lo mejor
Porque no hay mayor tesoro que ser amigo de corazón.

ESTRIBILLO

FIN

Escena 1    Escena 2     Escena 3     Escena 4

© Daniel Salomone
Volver a la página principal
El huevo de chocolate