Estás en > El huevo de chocolate > Trabalenguas para niños

TRABALENGUAS PARA NIÑOS

Y dijo el buzo a la buza:
- ¡Cómo corre la merluza!.
- Dirás como nada, monada, claro.
- Clara, tú lo aclaras.
(Enviado por Lucía)
Yunque fuerte del herrero
que con golpes de martillo
chisporroteas, chisporroteador,
y a los metales sacas brillo,
sólo te pido una cosa:
«¡Menos ruido por favor!»

Pepe Peña, pela papa, pica piña, pita un pito;
pita un pito, pica piña, pela papa, Pepe Peña.

Rosa Rosales
cortó una rosa,
¡Qué roja la rosa
de Rosa Rosales!
(Enviado por Tito y Magie Gardilcic de Chile)

El tomatero Matute
mató al matutero Mate,
porque el matutero Mate
tomó de su tomatera un tomate.
(Enviado por Charly)
Erre con erre cigarro.
Erre con erre barril.
Rápido corren los carros
cargados de azúcar al ferrocarril.
(Enviado por Tanya Veve)

El cielo está entablicuadriquinado,
¿quién lo desentablicuadriquinará?
el desentablicuadriquinador que lo desentablicuadriquine,
buen desentablicuadriquinador será.
(Enviado por Charly)
Yo lloro si lloras,
si lloras yo lloro,
tu llanto es mi llanto,
tu llanto es mi lloro,
si tú ya no lloras,
tampoco yo lloro.

Responder a las preguntas
sin conocer la respuesta
arriesgado te resulta
y podrás perder la apuesta.
Apuesta por la postura
más atinada y contesta:
«Sólo sé que no sé nada»,
como el gran sabio de Grecia.
Baja de ahí Petronila,
Petronila baja pronto,
que se te ven los calzones
y los llevas todos rotos.
Por la escalera, escaldada,
Petronila se bajó,
iba toda colorada
porque el culo se le vio.

Pedro Piedra con el martillo
la piedra repiquetea.
Repiqueteando, repiqueteador,
Pedro Piedra es el mejor.

Mi caballo pisa paja,
paja pisa mi caballo.

Rosa Rizo reza ruso,
ruso reza Rosa Rizo.
Draga la daga,
haga lo que haga.

¡Jaime baja la jaula!
¡Saca el saco de sal al sol que se seque!

Con carmín se pinta Carmen,
con carmín de caramelo,
caramelo de carmín,
para Carmen de postín.
Esta Ester era,
esta otra, era la estera
y sobre la estera espera
esta Ester y no aquella.
© El huevo de chocolate


El huevo de chocolate